Vagón de transporte de prisioneros en el campo de Birkenau







Vagón de transporte de prisioneros en el campo de Birkenau

La mayoría de los prisioneros llegaba al campo en tren, con frecuencia después de un terrible viaje en vagones de carga que duraba varios días,
durante el que no se les facilitaba comida ni agua. A su llegada, los prisioneros podían ser pasados directamente a las cámaras de gas. En
otras ocasiones, los nazis seleccionaban prisioneros, frecuentemente bajo la supervisión del SS Hauptsturmführer Dr. Josef Mengele,
para ser enviados a campos de trabajo o para realizar experimentos. En general los niños, los ancianos y los enfermos eran
enviados directamente a las cámaras de gas, las cuales eran coordinadas por el SS Hauptscharführer Otto Moll.