En la entrada del campo de Auschwitz. Arbeit Macht Frei







En la entrada del campo de Auschwitz. Arbeit Macht Frei

Arbeit macht frei es una expresión alemana cuya traducción literal es "El trabajo os hace libres". Estas palabras
fueron el eslogan de la República de Weimar, mantenido después por el partido nazi. Este lema es conocido por
estar emplazado en las puertas de entrada a los campos de concentración nazis como cínica bienvenida a los presos.
En realidad, los trabajos forzados fueron una de las herramientas del régimen nazi para el exterminio de miles de
seres humanos en los "campos de la muerte".

En este letrero de Auschwitz se puede ver invertida la letra B de la palabra "Arbeit" (trabajo). Antiguos presos de dicho
campo aseguran que fue un símbolo de protesta del compañero de cautiverio Jan Liwacz, que como cerrajero artístico
tuvo que llevar a cabo varios trabajos para las SS. Esta placa de Auschwitz fue robada el 18 de diciembre de 2009. La
policía encontró el letrero en el norte de Polonia dos días después, dividida en tres trozos.