Santuario de Delfos y el Oráculo

Para terminar el viaje de tres días por el Peloponeso, la última etapa fue la parada en Delfos, con su santuario, el famoso oráculo y el museo
arqueológico. Delfos es un sitio arqueológico declarado Patrimonio de la Humanidad. En épocas antiguas era el lugar del oráculo de Delfos,
dentro de un templo dedicado al dios Apolo. Delfos era reverenciado en todo el mundo griego como el lugar del ónfalos o centro del universo,
por lo que recibía peregrinos desde lugares diversos.

Santuario de Atenea Pronaia Tholos de Atenea Pronaia Templo de Apolo en Delfos Templo de Apolo en Delfos Muro Delfos

La mitología dice que Delfos perteneció a diversos dioses antes de ser posesión de Apolo. La leyenda de la fundación del templo se sabe
por Homero, que dice que Apolo quería fundar un oráculo y llegó a Crisa, cerca del monte Parnaso. Le agradó el lugar y comenzó a construir
el templo que se acabó bajo la dirección de dos hermanos, Trofonio y Agamedes.

Teatro de Delfos Tesoro de los Atenienses El auriga de Delfos Parte superior Detalle del brazo


Delfos fue explorada por primera vez en 1676 por Spon, y en 1756 por Chandler. Más tarde se hicieron otras exploraciones más científicas dirigidas por
la Escuela francesa de estudios clásicos de Atenas (la misma que las hizo en Delos) entre 1861 y 1880, en que una disputa entre los franceses y los griegos
paralizó los permisos, disputa que se resolvió en 1891. Desde entonces las excavaciones no han parado.

Vaso con Apolo Tesoro de los Sifnios Monte Delfos Olivos en Itea Tumbonas del hotel en Delfos