Hospital de los Inválidos



Inválidos, Paris.

En este caso bastó el zoom óptico (x3). El dorado del Dome destaca desde cualquier parte.