Isla de Mallorca

Nada más aterrizar en el Aeropuerto de Palma y recoger el coche de alquiler nos dirigimos hacia Capdepera, siguiendo la carretera Ma-15 hacia el este. El pueblo de Capdepera merece una visita pausada, sobre todo para ver su castillo, que aquí no aparece. Pasado el pueblo, se llega al faro de la punta de Capdepera, desde el que se tienen unas vistas muy atractivas de la costa rocosa y el mar. Aquí no encontrarás fotos ni recomendaciones de playas. Sólo fotos realizadas desde la costa, del mar, las rocas y otras cosas interesantes. English

Faro de Capdepera Costa Capdepera Detalle de la costa Moto acuática


Es casi obligatorio visitar algunas de las cuevas de la isla de Mallorca. Estuvimos en las Coves del Drach. Aquí no se muestra ninguna foto del interior porque está prohibido realizar cualquier tipo de grabación o fotografía en el interior. La visita merece la pena. Si vas en temporada alta, reserva antes de ir, porque las plazas y los horarios son limitados.

En el extremo noreste de la isla está Formentor, una estrecha península dentro del municipio de Pollensa, que se alarga unos 12 km y llega a tener 3 km de ancho, recorrida por una carretera que conduce hasta el faro del Cap de Formentor. Es uno de los lugares más visitados de Mallorca, gracias a la belleza de un paisaje que conjuga el mar con la montaña. Siguiendo la carretera, antes de llegar a la playa, hay dos lugares desde los cuales se pueden contemplar espléndidas panorámicas. El primero de ellos es el mirador de la Creueta con el islote del Colomer al fondo; a este mirador corresponden las siguientes fotografías. El otro es la Atalaya de Albercuix, a la cual se llega mediante una carretera que se desvía de la principal.

Mirador de la Creueta, Formentor Olas contra las rocas en Formentor Panorama desde la Creueta en Formentor Un pino y el mar
Rocas y espuma Planta sobre la roca Pino vertical Mirador de la Creueta Acantilado en Formentor



Justo al sur de Formentor, desde el Port de Pollensa hacia el sur (Alcudia), la carretera MA-2220 discurre junto a la costa de la Bahía de Pollensa. Aquí enseguida llamaba la atención la cantidad de gente que había practicando el kite surf. Estas fotos muestran ejemplos de los surferos que andaban por allí y del aspecto multicolor de sus velas continuamente yendo de un lado para otro de la bahía.

Bahía de Pollensa Dos kitesurfers Salto Kitesurfer con sombrero Cometas de kitesurf Kitesurfer con cometa


Además de la visita a Palma de Mallorca, el último lugar que visitamos antes de devolver el coche de alquiler y coger de nuevo el avión hacia Barcelona fue Valldemossa, uno de los municipios atractivos de la Sierra de Tramontana. Destaca por sus calles empinadas y estrechas y por su famosa Cartuja, y el recuerdo que en ella dejó en el invierno de 1838-39 la estancia de la pareja romántica integrada por Chopin y George Sand. También destaca la iglesia del siglo XIII, muy reformada durante el siglo XVIII. Se trata de un pueblo completamente orientado al turismo pero que conserva su atractivo.

Cartuja de Valldemossa Macetas en una calle Puerta de una vivienda Contraventana

Detalle de una maceta Bici de hierro, adorno Abrevadero y lavadero Santa Catalina Tomás