Basílica San Pedro Baldaquino






Basílica de San Pedro. Cúpula y fragmento del Baldaquino.

El proyecto original de la basílica fue obra del arquitecto Bramante. A su muerte, le sucedieron Rafael Sanzio y otros dos arquitectos. Pero ninguno
de ellos avanzó en las obras. El papa Pablo III encargó las obras al gran Miguel Ángel; su gran aportación al proyecto fue la
gran cúpula que existe sobre el altar mayor, y que se muestra en esta fotografía. Fue concluida 24 años después de
la muerte de Miguel Ángel. Tiene una altura de 132 metros y un diámetro de 42,5 metros. Es una de las obras maestras
del Renacimiento y uno de los símbolos de la Cristiandad.