Catedral católica (pro-cathedral), Dublín






Catedral católica (pro-cathedral), Marlborough St, Dublín

Dublín posee dos catedrales, ambas pertenecientes a la Iglesia minoritaria en Irlanda, la anglicana (Iglesia de Irlanda). El catolicismo romano,
mayoritario, no tiene catedral en la capital de Irlanda y no ha tenido desde la Reforma, cuando los obispos de Irlanda siguieron la ruptura de
Enrique VIII. La Iglesia oficial tomó la propiedad de muchas iglesias, incluyendo la Catedral de la Santísima Trinidad (conocida
generalmente como Christchurch) y la Catedral de San Patricio.

A pesar de que Christchurch ha sido propiedad de la iglesia anglicana por casi quinientos años, sigue siendo vista por los católicos y
por el Papa como la Catedral de Dublín, desde que fue designada por el Papa a petición del entonces Arzobispo St. Laurence O'Toole
en el siglo XII. Hasta que el Papa revoque la designación de Christchurch o designe otra iglesia como catedral, la principal iglesia
católica de Dublín seguirá siendo la "pro-catedral" (que significa catedral interina, temporal), un título oficial dado a
la Iglesia de Santa María en 1886, a pesar de que utilizó ese título no oficial desde la década de 1820.