Castillo de Dublín desde el parque al sur, fuera de las murallas









Castillo de Dublín desde el parque al sur, fuera de las murallas

El Castillo de Dublín ha cumplido varias funciones a través de su historia. Originalmente construido como una fortificación defensiva
de la ciudad normanda, más tarde se convirtió en residencia del Virrey de Irlanda, el representante del monarca. El parlamento se
reunió en el castillo antes de trasladarse a locales construidos expresamente. Tras la formación del Estado Libre en 1922,
el castillo asumió durante una década el papel del Four Courts, que había sido dañado durante la Guerra Civil.